I. El pueblo de Zempoala



El poblado de Zempoala, en el estado de Hidalgo, presenta en la torre de su iglesia una serie de graffiti interesantes históricamente, ya que muestran escenas del Juego del Volador, de herencia prehispánica.

Esta iglesia, la de Todos los Santos, se halla enclavada dentro del pueblo en forma peculiar. Orientada al oeste, no enfrenta la plaza central, como es costumbre en América, sino se halla a una cuadra de ella.

El pueblo es pequeño, en proceso de franco crecimiento, aunque antiguamente mantuvo una gran población. La mayoría de sus calles son de tierra, el comercio reducido y la miseria enorme. En estos momentos y gracias al impulso económico regional de Ciudad Sahagún, se nota un pequeño incremento en la población y un impulso comercial en lento avance.

La estructura urbana está basada en una plaza central, alrededor de la cual se halla el tradicional edificio de gobierno, la escuela realizada a principios de siglo, el quiosco de concreto (encima de la fuente del siglo XVI) y el mercado. Por el otro lado, esta plaza se encuentra cerrada por el monumental pórtico de una hacienda del siglo XIX, en muy buen estado de conservación.

El resto de la población es reducida, compuesta por casas simples, terrenos bardados y milpas de maíz a una cuadra de la plaza. Existe un único edificio porfirista, con toques art nouveau eclécticos, y frente a la iglesia una gran hacienda pulquera de los siglos XVIII y XIX, muy destruida por cierto.

Pero sin duda los grandes monumentos del lugar son el convento e iglesia, construidos entre 1553 y 1580 por los agustinos. Está compuesta por un atrio de grandes dimensiones, cruz atrial y barda procesional incluida, el convento muy destruido con su claustro de dos pisos y todas las dependencias habituales. La iglesia es de una sola nave, abovedada, con coro sobre la entrada. Los altares originales han desaparecido, siendo reemplazados por otros de pésima categoría, neoclásicos y neogóticos de principios de siglo.

Además debemos citar la gran capilla abierta, actualmente cerrada, que pese a los cambios que le realizaron en los siglos XVIII y XIX mantiene aún la forma de la que fue una de las mejores capillas del país.2 También el altar mayor estaba considerado como el mejor del siglo XVI.3 Ya existen varios trabajos sobre este edificio y su decoración y mobiliario.4

Es interesante hacer notar que la iglesia no se encuentra en el lugar típico del siglo XVI, es decir frente o al lado de la plaza central, sino un poco alejada de ella. Más adelante, cuando analizamos el Códice de la Congregación de Zempoala, intentamos una respuesta a este interrogante urbano.



2 Al respecto pueden verse varios trabajos básicos sobre arquitectura, tales como Mexican architecture of the sixteenth century de Kubler; The open air churches of the sixteenth century México de Mc Andrews. Sobre Zempoala se puede ver el "Catálogo de Monumentos religiosos del estado de Hidalgo" realizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y dirigido por Manuel Toussaint.
3 Ibídem.
4 Ibídem.