IV. Los graffiti de la torre de la iglesia


Con anterioridad dijimos que los muros interiores de la torre de la iglesia se encuentran cubiertos de graffiti e inscripciones de todo tipo. Pero los que nos llamaron la atención son los que muestran el Juego del Volador, típico de los totonacas prehispánicos del Golfo de México.

Éstos se realizaron en la parte alta de la torre, casi al llegar a la plataforma de las campanas, y fueron grabados mediante un objeto punzante sobre el aplanado de cal. La altura total del grabado mayor mide 54 centímetros.

El sector de muro donde se encuentra está totalmente cubierto de inscripciones, graffiti, leyendas y dibujos ya que tiene buena iluminación. En la fotografía general hemos destacado los cuatro que nos interesan: el número 1 es un ensayo del Juego, el segundo es la propia iglesia, el 3 el Juego definitivo y el 4 otro ensayo previo del mismo.

La figura 1 es muy simple: una línea vertical larga, de cuyo extremo salen cuatro líneas oblicuas cortas, de las que colgarían los voladores. Sobre el remate se aprecia una figura humana muy deteriorada, con plumas en la cabeza. Obviamente no satisfizo al autor.

El grabado número 4 es quizás un segundo intento; nos muestra el poste vertical, trazado dos veces, una compleja figura en la punta, un conjunto de líneas cruzadas que tratan de mostrar el cuadro que sirve de roldana para descender y varias líneas oblicuas, de las cuales cuelgan dos extraños peces.

La figura número 3 es sin duda la definitiva, no sólo por estar completa, sino por el grado de detalle con que cuenta: el poste vertical con la cuerda anudada sobre él para subir, la plataforma superior con un personaje danzando y sombrero de plumas. La estructura cuadrada para el descenso de las sogas está perfectamente dibujada, y los cuatro voladores están ataviados con trajes especiales y sombreros; uno de ellos se encuentra colgando cabeza abajo. Creo que no hay duda de que es una fiel copia de un juego del volador, realizado por alguien que lo estaba viendo personalmente desde la torre de la iglesia.

El graffito número 2 es totalmente diferente, aunque posiblemente realizado simultáneamente con los otros. Muestra la fachada de la iglesia, incluso la propia torre donde se encuentran los grabados. La representación es simple y llama la atención el hecho que la puerta y su decoración superior están ubicadas debajo de la torre, y no en el centro. En realidad esto es lógico, ya que el autor, obviamente no un especialista, miró la fachada desde arriba, por lo que le quedó la torre sobre su propia izquierda (mirando de frente), error muy común por cierto.

Es interesante destacar que el grabado muestra las almenas escaleriformes, similares a las que tiene el dibujo del códice que antes describimos. Al igual que él, tiene marcada una cúpula en el techo.