Las artesanías populares tradicionales



Con el propósito de ilustrar la tesis expuesta en este breve ensayo sobre las artesanías populares tradicionales, nos pareció que podría ser útil, tanto para las personas interesadas en el arte popular de México —servidores públicos, coleccionistas, estudiosos y público en general—, como para los propios artesanos, mostrar aunque fuese mediante unos cuantos ejemplos, cuáles son las formas tradicionales y cuáles son las nuevas formas derivadas de las primeras. De acuerdo con este propósito, en las páginas siguientes aparecen tres grupos de artesanías, ilustrando con fotografías en cada uno de ellos algunos de los objetos más representativos.

El primer grupo incluye muestras de objetos tradicionales que aún se manufactura y que conservan todas sus características de forma, tamaño, color y uso. Estos objetos seguramente van a continuar produciéndose mientras exista una demanda segura de ellos. También aparecen aquí algunos objetos antiguos que han caído en la obsolescencia y que por lo mismo han dejado o tienden a dejar de producirse.

En el segundo grupo de objetos aparecen las formas nuevas o derivaciones logradas por los propios artesanos.

En el tercer grupo figuran ciertos objetos tradicionales que es preciso proteger para evitar su desaparición o su transformación.

Resulta ocioso advertir que no están representadas en estas páginas todas las ramas artesanales, ni todos los objetos nuevos; tampoco aparecen todos los que requieren protección, y mucho menos están incluidas aquí todas las piezas que se producen, pues de todos es sabido que el universo artesanal de México es muy dilatado. Nada más aparecen algunos ejemplos de las artesanías populares tradicionales que se encuentran en cada una de esas situaciones. Pero —esto es muy importante—, los ejemplos que damos son perfectamente válidos para conocer las distintas facetas del panorama artesanal de México.
 
Estamos seguros de que esta división, que consideramos acertada, por tratarse, primordialmente, como es el caso, de mostrar la situación que guardan las artesanías populares tradicionales, cumple, además, los siguientes objetivos prioritarios que nos propusimos al escribir este ensayo:
 

a) Permite apreciar el valor de las piezas tradicionales, al determinar cuáles son éstas.

b) Difunde cuáles son los objetos que todavía hoy pueden conseguirse, para facilitar a compradores y coleccionistas buscarlos, adquirirlos y conservarlos.

c) Ayuda al artesano, sobre todo al que produce objetos tradicionales, al dar a conocer la importancia de sus obras.

d) Representa un reconocimiento a la obra de los artesanos populares.

e) Proporciona a los organismos responsables la posibilidad de conocer cuáles son los objetos que deben promocionarse y conservarse por ser parte importante de la cultura del pueblo mexicano.

f) Marca una pauta a seguir para quienes pretendan acercarse al conocimiento y estudio de las artesanías populares de México.

Como información complementaria, al analizar el primer grupo de objetos, hacemos un análisis de las tres principales ramas artesanales y hablamos someramente sobre sus antecedentes, con el propósito de ubicar al lector dentro del contexto general de las artesanías. Como introducción al segundo grupo, damos a conocer la situación actual de algunos centros artesanales en los que se manufactura una parte de las piezas de este grupo; y en el tercero señalamos primordialmente a los productores, buscando su reconocimiento general, para lograr en la medida de lo posible, la prolongación de la vida de sus artesanías.