De Henos aquí (1993)

 

Como sobre rieles
Dibujo del sufrimiento



Como sobre rieles


Corre la tarde a 80 km por hora. Como sobre rieles va dejando su luz y cada vez es más gris su cuerpo. Le espera un túnel negro –agua flota en el techo–. Los fantasmas quieren detenerla a sustos. Pero ella los deja aplastados, con su peso, sin tentarse el corazón. No sabe que en su carrera se voltea como un calcetín. Mañana tendrá, un claro azul en la frente, un sol.







Dibujo del sufrimiento


Una línea sigue a otra línea, se iguala a otra línea; repiten el surco las líneas vecindarias. Unidas dan un tono gris, a veces oscuro, otras negro. Estos trazos, en su conjunto, sugieren un húmero, dos húmeros dejando en medio un campo abierto en donde caen tendidas como alambres para secar la ropa entre edificios; líneas holgadas que se convierten en un pellejo suelto, sin tono; y otras que sueltan sus cabos y se mecen por el temblor de la rotación de la tierra; las líneas todas congenian en un clamor doloroso de hambre y tortura: previa imagen de los desencarnados, de los endemoniados, en un dibujo conducido por el sufrimiento.